Problemas ginecológicos en León

Infecciones ginecológicas


Es importante que si sientes alguna molestia (picor, dolor al orinar, escozor, flujo más abundante…) acudas a tu ginecólogo/a para determinar la causa de estas alteraciones.

Alteraciones de la regla


Durante la adolescencia y antes de la menopausia es habitual que la menstruación sufra alteraciones, pero fuera de estas dos etapas, los ciclos deberían ser regulares. Si esto no pasa, es importante consultar para averiguar qué está causando estos desajustes y tratarlos.

Patología en el cuello del útero


El VPH (Virus del Papiloma Humano) es un virus capaz de producir enfermedades contagiosas en los humanos, que se pueden manifestar como verrugas o papilomas (condilomas acuminados) en el área infectada o en lesiones que pueden progresar a cáncer y muy especialmente el cáncer de cuello de útero.

Las pruebas para detectar patología en el cuello del útero son: citología, detección del VPH y colposcopia.

Alteraciones del suelo pélvico e incontinencia urinaria


Si tienes pérdidas de orina u otra patología en el suelo pélvico no permitas que te afecte en tu vida cotidiana, en nuestra consulta de suelo pélvico podemos ayudarte.

Endometriosis


La endometriosis: es una patología benigna que ocurre cuando el endometrio (la capa de mucosa que recubre el útero por dentro) crece en otras áreas del abdomen que no le corresponden, y puede asentarse formando placas o quistes que pueden provocar fuertes dolores y dar lugar a dificultades a la hora de quedarse embarazada.

Diagnosticar cuanto antes la endometriosis es fundamental para poderla controlar con éxito.

Miomas y pólipos


  • Miomas y pólipos son los dos problemas más frecuentes que suelen afectar al útero. Muchas mujeres no saben que tienen alguna de estas anomalías, ya que sus síntomas suelen confundirse con lo que se cree que son menstruaciones normales.

  • Los síntomas más frecuentes son: reglas muy abundantes o dolorosas, que impiden que puedas llevar tu rutina con normalidad.

  • Según como sean tus síntomas y en función de si quieres ser madre o no, los tratamientos para estos problemas son distintos, y pueden ser médicos, quirúrgicos, farmacológicos, etc.
  • Menopausia


    La edad media para la menopausia se sitúa entre los 48 y los 54 años, pero algunas mujeres experimentan cambios antes de los 40 años. A este trastorno prematuro lo conocemos como menopausia precoz, y supone una disminución considerable del nivel estrógenos y una pérdida de la protección natural contra enfermedades propias de otras edades.

    La primera señal es la irregularidad de la menstruación o la dificultad para quedarse embarazada, y los síntomas son los propios de la menopausia:

  • sofocos
  • dolores de cabeza
  • vértigo
  • ansiedad
  • hormigueo y adormecimiento de las extremidades
  • disminución de la libido
  • insomnio
  • cambios de humor
  • molestias vulvo-vaginales
  • etc. Existen muchos tratamientos para la menopausia: hormonales, naturales, locales…que te permitirán conservar una buena calidad de vida.