Histeroscopia en León

En qué consiste una histeroscopia


La histeroscopia puede ser:

1- diagnóstica: esta consiste en la exploración directa del interior del útero de forma que se obtiene una información que no siempre puede ser proporcionada de forma fiable por otras exploraciones externas como el examen físico, la ecografía o la radiología.

2- quirúrgica: resuelve la mayor parte de las anomalías diagnosticadas por la histeroscopia diagnóstica. endometriales y alguna malformación uterina (septos) son fácilmente resueltos mediante cirugía histeroscópica.

Cuando está indicada una histeroscopia


Las indicaciones de la histeroscopia diagnóstica incluyen mujeres con alteraciones menstruales (reglas abundantes o pérdidas entre menstruaciones), con problemas de esterilidad o infertilidad, y cuando otros exámenes, como la ecografía ginecológica, la citología o la biopsia de endometrio, orientan hacia una patología en esa localización.

Los hallazgos más habituales son:

  • los pólipos.
  • los miomas o fibromas intrauterinos.
  • las malformaciones uterinas, como el útero septo o tabicado
  • la hipertrofia o crecimiento exagerado del endometrio, causante de menstruaciones excesivas.

  • Que aporta una histeroscopia


    Hasta hace un tiempo el diagnóstico y correcto tratamiento de muchas de las patologías del útero requerían cirugía mayor con una estancia hospitalaria de varios días. Hoy día, y gracias a la histeroscopia, se consigue un correcto diagnóstico y tratamiento de las mismas, de forma menos agresiva.

    El régimen ambulatorio o de cirugía de día permite no modificar sustancialmente la actividad laboral o social, manteniendo la eficacia. Las secuelas post-cirugía suelen ser menos frecuentes y de menor intensidad.